Cuarzo cetro, el bastón de mando de los dioses

Cuarzo ahumado de Brasil (Mim Museum, Beirut)*

El cuarzo es el mineral más común de la tierra pues está compuesto por los dos elementos más abundantes de la corteza terrestre: silicio y oxígeno. Cristaliza en el sistema trigonal y su estructura está constituida por tetraedros de silicio con crecimiento helicoidal. Tiene una dureza de 5’5-7 en la escala de Mohs y puede presentar muchos colores, dependiendo de los elementos cromóforos o de las inclusiones que tenga en su interior. Los más habituales son el incoloro, que se conoce como cristal de roca, el de color violeta o amatista, el rosa, el citrino que tiene un tono amarillo dorado y el cuarzo ahumado, que es el que presenta un colorido marrón grisáceo.

Es interesante destacar que, entre sus formas de su crecimiento, aparece una, tipo seta, un tanto peculiar, que se ha denominado “cetro”. Como explica el experto gemólogo Carles Domènech en su fantástico libro Los secretos del cuarzo**, esta original estructura se debe a una interrupción en el crecimiento del cristal que, posteriormente, inicia una segunda etapa de desarrollo, en la que se configura dicho cetro. Así pues, la cristalización se lleva a cabo en dos momentos diferenciados. 

En gemoterapia, el cuarzo cetro se utiliza para fomentar la creatividad, el renacimiento y el cambio, así como para favorecer la meditación o incluso para tratar problemas de fertilidad y equilibrar las energías masculinas y femeninas (véase el libro de Carles Domènech ya mencionado).

Sin embargo, a mí me da por pensar que estas piezas fueron el bastón de mando de algún dios antiguo y que quedaron petrificadas tras una legendaria batalla en la que el bien y el mal lucharon por imponer su supremacía en la tierra. Me diréis, como le dijeron a aquel famoso hidalgo de la Mancha, que debería poner los pies en el suelo y dejar de leer libros o ver películas y series de fantasía, pero estaréis de acuerdo conmigo en que, entonces, la vida sería mucho pero mucho más aburrida, ¿no?

* El impresionante ejemplar de la imagen es un cuarzo ahumado que se encuentra en el Museo Mim de Beirut y procede de la Mina Berilo Blanco de Minas Gerais (Brasil). Sus dimensiones son 15’5 x 15’5 x 28 cm.

** Si os interesa el libro de Carles Domènech, lo podéis adquirir a través de este enlace.

6 comentarios en “Cuarzo cetro, el bastón de mando de los dioses”

  1. Carles Domenech Santos

    Ciertamente, parece un baston de mando, tambien el imponente lingam de Shiva, un majestuoso y gran falo, que representa en si, la masculinidad y potencia de este Dios. Muchas gracias por tus comenterarios Elena.

  2. Carles Domenech Santos

    Se me olvidó poner a raiz de lo que cuentas, Elena, sobre el baston de mando y la lucha, que basandose en la mitologia celta, al Cuarzo cetro, también le llaman el baston del Dagda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *